martes, 2 de noviembre de 2010

Historia Organizativa Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi 1936-1939 II

Reorganización de la Marina Auxiliar
El combate de Machichaco redujo sensiblemente las fuerzas de la Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi, que únicamente contaba ahora con dos bous en servicio, el Bizkaya y el Iparreko-Izarra. Se habían perdido definitivamente otros dos bous: el Nabarra, hundido, y el Donostia, que permanecería en Francia hasta el final de la guerra. Por otra parte, el Araba seguía en reparación en Euskalduna y el Gipuzkoa, que había sufrido importantes desperfectos por el fuego del Canarias, había tenido también que entrar en dique y tardaría mes y medio en volver al servicio. Su paso por el astillero se aprovecharía para introducir algunas modificaciones notables en la superestructura y para blindar su puente de mando; algo parecido a lo que se proyectaba hacer con el Araba. Al Gipuzkoa se le hicieron
También algunas obras con el fin de dotarle de un dispositivo para el fondeo de minas. Se había pensado en aprovechar las minas recogidas frente a Bilbao y sembrarlas delante de Pasajes y en las proximidades de Guetaria, pero se desistió finalmente de la idea por carecerse de unidades de la Armada que protegieran eficazmente la operación. La presencia en el Cantábrico de los submarinos alemanes U26 y U27219 hizo que se comenzara también la construcción en Euskalduna de ocho aparatos lanza cargas de profundidad y de sus correspondientes cargas para dotar de este material a los bous mayores.
La falta de buques artillados obligo al Gobierno Vasco a iniciar los trabajos de acondicionamiento de otros dos buques, el Santa Rosa y el Mari Begoña para convertirlos en bous armados cuando se recibiera alguna artillería naval. Se les asignaron los nombres de Gazteiz e Iruña respectivamente. Al Iruña se le colocaron unos mamparos estancos transversales, espaciados siete metros entre si, con el fin de mejorar su flotabilidad en caso de sufrir alguna vía de agua. Se le modifico además la superestructura, puente de mando y aparato propulsor que había de quedar en condiciones de imprimir al buque una velocidad de 14 nudos, superior por tanto a la de los demás bous vascos. Ni el Gazteiz, ni el Iruña llegarían a prestar los servicios para los que habían sido escogidos al no recibirse el material artillero. La caída de Bilbao sorprendería al Iruña en plena modificación y tanto el como el Araba no pudieron ser sacados a tiempo y cayeron en manos de los rebeldes. Si pudo salir el Gazteiz, recién terminado y sin artillería, que acompaño a los demás buques a Santoña.
El número de dragaminas y unidades auxiliares se había reducido también desde enero. Un buque, el Mari-Toya, se había hundido al chocar con una mina y cuatro mas (Danak Ondo, Danak Batian, Rafael Cantos, y Jaimín) habían sido entregados al Departamento de Industria para ser dedicados a la pesca; también se había devuelto el Severiano Asarta. Otro de los dragaminas (Mourisca) había pasado a utilizarse en tareas de enlace con lo que, a fines de marzo, solo quedaban disponibles media docena de dragaminas (Gure Artizar, Gure Izarra, Arco, Iris, Nazareno nº6 y Aralarko Mikel Deuna) y otros tantos buques auxiliares.
Ante las amenazas propagadas en abril por los rebeldes de minar de nuevo el puerto de Bilbao, la Marina de Euzkadi decidió reforzar su flotilla de dragaminas. Se acondicionaron nuevas unidades hasta alcanzar un total de 24 a finales de mayo, aunque solo 20 de ellas se dedicaron finalmente a estas labores. También se aumento a 6 el numero de lanchas auxiliares y se estableció con ellas, desde principios de abril, un servicio de vigilancia nocturna entre Castro Urdiales y Plencia para controlar los accesos a Bilbao.
A comienzos de mayo se unifico la nomenclatura de todos estos buques. Los dragaminas y las lanchas auxiliares sustituyeron sus antiguos nombres por los numerales D-1 a D-24 y L-1 a L-6 respectivamente. También las canoas automóviles recibieron nuevos nombres, como la Isi-Anton que paso a llamarse Comandante Moreno como homenaje al fallecido comandante del bou Nabarra o el yate Izaro que fue rebautizado Epailla 5 en recuerdo del combate de Machichaco, etc.
A finales del mes de mayo la Flota Auxiliar de Euzkadi estaba formada por los buques siguientes:

• 3 bous artillados: Gipuzkoa, Bizkaya, Iparreko-Izarra. El Donostia permanecía en Francia inoperativo, y el Araba, Gazteiz e Iruña estaban terminando sus obras de alistamiento y no disponían de material artillero.

• 20 dragaminas: D-1 (Mª Angeles), D-2 (Julito), D-7 (Alque), D-8 (Alcion), D-9 (Nuevo Constante), D-10 (Constante Barreiro), D-11 (Arco), D-12 (Iris), D-13 (Motrico), D-14 (Ondarroa), D-15 (Eduardito), D-16 (Anthon Mari), D-17 (Marcos), D-18 (Delfina), D-19 (Ibai-Ederra), D-20 (Salvadora), D-21 (Nazareno nº6), D-22 (Aralarko Mikel Deuna), D-23 (Eugenio), D-24 (Julia).

6 motoras: L-1 (Nazareno nº1), L-2 (Ángel de la Guarda), L-3 (Josuren Ama), L-4 (Nazareno nº9), L-5 (San Isidro), L-6 (San Ignacio de Loyola).

• 15 buques auxiliares: D-3/Napartarra (Domayo) para el enlace radio entre Bilbao y Bayona, y el D-4/Arabarra (Mourisca) y las lanchas Kayue y Txepetx para el enlace marítimo entre esos mismos puertos. El D-5 (Gure Artizar) y el D-6 (Gure Izarra) con Lezo de Urreiztieta para el transporte de armas y pertrechos. Las canoas automóviles Comandante Moreno (ex Isi-Anton), Aitor (ex S.C.), Sorgiña (ex Cedard Bird), Miren Garbiñe (ex Politena), y Berabille (ex Tío Maco) al servicio de la Flotilla de Dragaminas. El yate Epailla 5 (Izaro), su lancha Epailla 5 L (ex Izaro Auxiliar) y las lanchas motoras Miren Koldobike (ex Pili) y Trinkertxu (ex Jaungoikoa Lagun) destinados todos a servicios portuarios.

En cuanto al personal, se movilizaron las quintas de mar hasta cubrir todas las comprendidas entre 1924 y 1938. También se concedieron algunos ascensos, especialmente entre las categorías inferiores, quizá con el ánimo de reforzar la moral de las tripulaciones de cara a las duras jornadas que se avecinaban. A finales de mayo de 1937, la Marina de Euzkadi tenia mas de 500 hombres repartidos entre las tripulaciones de los buques y el personal de las dependencias en tierra, que llegarían a cerca de 700 a mediados de junio. A las atalayas y puestos de vigilancia de Punta Gálea, Punta Lucero, Machichaco y Lequeitio, se habían añadido en abril los de Sopelana, Cabo Villano y Plencia. Además, desde comienzos de mayo, la Jefatura de Marina dispuso ya de su propia emisora, lo que le permitía enlazar directamente con los bous, sin depender de la estación de Santo Domingo, en Archanda, que manejaban las Fuerzas Navales del Cantábrico.

Los demás efectivos navales en la Campaña de Vizcaya.
El 28 de marzo tomaba posesión como nuevo Jefe de FNC el capitán de fragata Enrique Navarro Margati, quedando Vicente Agullo como Jefe del Estado Mayor. La situación en que se encontró a las Fuerzas Navales del Cantábrico era deplorable. El 30 de marzo salía de Burdeos el destructor José Luis Díez (CC Horacio Pérez y Pérez) para regresar a Bilbao. Al amanecer se topo con el acorazado España (CN Joaquín López Cortijo) y los cruceros auxiliares Ciudad de Palma (CC Indalecio Núñez) y Ciudad de Valencia (CC Juan José Jáuregui) y, tras un intercambio de disparos sin consecuencias, pudo ganar Santander gracias a su mayor velocidad. Entro en Bilbao el 31, donde tomo el mando el teniente de navío Evaristo López Rodríguez, de simpatías franquistas. Las averías en las turbinas mantendrían al destructor en reparación cerca de dos meses. También estaba en reparación desde enero el submarino C-2, cuyos trabajos no finalizarían hasta junio. El Torpedero nº3 seguía inactivo desde noviembre de 1936 y únicamente realizaría dos salidas en pruebas antes de la caída de Bilbao220.
De la Escuadrilla de Hidroaviones se habían perdido dos en accidente, uno en Bilbao el 25 de marzo y otro en Santander el 28. Solo quedaba disponible, por tanto, un hidro y estaba en reparación el Sikorsky adquirido por el Gobierno Vasco221.
En marzo se había intentado ya enviar desde el Mediterráneo al destructor Almirante Antequera (AN Ricardo Noval) como refuerzo, pero ante el despliegue naval franquista en el Norte con motivo del apresamiento de la motonave Mar Cantábrico, tuvo que entrar en Casablanca (Marruecos) el 9 de marzo, nada mas cruzar el Estrecho, y luego retorno al Mediterráneo en junio222. El refuerzo llego efectivamente a partir de abril. El 11 de abril fondeaba en Santander el destructor Císcar (TN José Mª García Presno) que el 17 seguiría a Bilbao. El 12 de abril, salieron de Cartagena para el Norte el C-1 (AN José Martínez Montero) y el C-4 (TN Jesús Lasheras Mercadal), ambos mandados por comandantes que simpatizaban con los rebeldes; antes de cruzar el Estrecho regresaron pretextando perdidas de gas-oíl en el C-1. El 28 de abril salió de Cartagena el C-6 (CC Luis Martinez223) que llego a Santander el 6 de mayo sin novedad. Tras un primer crucero que inicio el día 9, entro en Portugalete224 el 12. El 9 de mayo entraba por fin en Santander el submarino C-4. Por desgracia el Císcar se contagio muy pronto de la escasa combatividad del José Luis Díez223B, el C-4 venia mandado por un oficial de simpatías franquistas y el C-6 fue alcanzado durante un bombardeo aéreo el mismo día de su llegada a Portugalete y tuvo que permanecer en reparación hasta junio. Para mantener el bloqueo del Cantábrico disponía la Marina Nacional del acorazado España, el destructor Velasco, los cruceros auxiliares Ciudad de Palma y Ciudad de Valencia, y las Flotillas de bous de Pasajes y Ribadeo, sin que se produjeran cambios en sus mandos, salvo en el Galerna que a mediados de abril recibió al capitán de corbeta Javier de Mendizábal como nuevo comandante. A estos buques se sumaron el 27 de marzo el minador Júpiter (CF Luis Vierna Belando), recién entrado en servicio, y el 3 de abril el crucero Almirante Cervera (CN Manuel Moreu Figueroa) y el 6 de mayo una Flotilla de Dragaminas (TN Carlos Pardo) de 6 unidades225. Seguía al frente del Departamento Marítimo de El Ferrol el contralmirante Luis de Castro Arizcun y el capitán de navío Luis García Caveda como Jefe del Sector Marítimo del Cantábrico Oriental.

Notas
219 Ambos buques entraron a menudo en Pasajes a lo largo de abril y mayo de 1937. Concretamente el U 27 el 16, 19, 23, 28 de abril y 1 de mayo, y el U 26 el 15, 22 y 27 de mayo (SHA).
220 El 14-4-37 y el 28-5-37. Volvería a salir el 15-6-37 para dirigirse a
Castro Úrdales y unos días después a Santander. Su comandante, desde el fallecimiento del AN Julián Sanchez-Gomez, era el TN José Ruiz de Ahumada.
221 El S-22 se perdió en Bilbao durante un amerizaje, falleciendo el mecánico, teniente Víctor Abad, y resultando gravemente heridos sus dos compañeros. En Santander se perdió el S-26 en otro amerizaje y solo quedo el S-24 que apenas volvería a volar.
222 El Almirante Antequera salió de Casablanca para Cartagena el 8-6-37, siendo atacado a 50 millas de Larache por un hidro que le lanzo un torpedo sin alcanzarle. Luego a su paso por el Estrecho el día 9, fue cañoneado por el Canalejas, Dato y Lauria, entablando combate a 1.000 metros de distancia. A pesar del intercambio de disparos el Antequera pudo cruzar el Estrecho sin bajas, ni averías y continuar a Cartagena.
223 Se trataba en realidad de un oficial soviético que, como fue habitual durante la guerra, camuflaba su identidad bajo nombre supuesto para evitar ser identificado. En el Cantábrico actuaron 4 marinos soviéticos, aparte del asesor naval Nikolai Kuznetsov que acompaño a la Flota Republicana en su desplazamiento al Norte (Véase nota 64) y dos interpretes a los que se asigno categoría de oficial:
• Aleksandr Petrovich ALEKSANDROV (1900-1946). Fue asesor del Jefe de las FNC entre julio y octubre de 1937 y era conocido como “CN Antonio Falcón”. Ascendido a contralmirante en 1944.
• Arkadi Vasilievich KRUCHONYJ (1906-?). Fue Jefe del Estado Mayor de las FNC entre agosto y octubre de 1937, actuando como “CC Miguel Sebastián”.
• Ivan Alekseievich BURMISTROV (?-1962). Comandante del submarino C-6, entre febrero y julio de 1937, del C-4 de diciembre de 1937 a abril de 1938. Fue el primer oficial soviético que recibió el mando de un buque republicano. Utilizaba el nombre de “CC Luis Martínez”.
• Nikolai Pavlovich YEGIPKO. Fue comandante del submarino C-6 de julio a octubre de 1937; también asumiría el mando del C-2 entre enero y junio de 1938 y lo conduciría de regreso a Cartagena desde
Saint Nazaire. Operaba bajo el nombre de “CC Severino Montero”.
Llego a vicealmirante.
• Anatolii M. GUREVICH. Sirvió como interprete de Burmistrov.
Utilizaba el nombre de “TN Antonio González”.
• VOKSHIN. De origen yugoslavo. Sirvió como interprete de Brumistrov y Yegipko. Utilizaba el nombre de “TN Ramón Valdés”.
223B La moral y el nivel de adiestramiento de la tripulación José Luis Díez eran muy bajos gracias a la labor de zapa del comandante - simpatizante de los rebeldes-. Algunos autores le han atribuido falsamente el derribo incluso de un avión republicano el 22-4-37. No obstante, si que son ciertos otros errores importantes del Díez, como el del 24-4-37 cuando los artilleros de uno de los cañones, sin fijarse que lo tenían cargado de antemano, introdujeron un segundo proyectil que al chocar con el primero provoco una fuerte explosión, causando la muerte del marinero Marcelino Simo Puig y heridas graves a un auxiliar de Artillería. En otra ocasión, según cita Egia en su Informe sobre la Armada Auxiliar de Euzkadi, op. cit., se llevaron de un cañonazo buena parte de la chimenea del buque.
224 En el ataque aéreo del 12-5-37 murieron cinco tripulantes del C-6 y cuatro mas quedaron heridos, de los cuales uno falleció el 23 en el hospital de Santurce.
225 El 8 de mayo la Flotilla llego a Pasajes, donde se le incorporaron 2 unidades más: el Aberri Eguna y el Perla del Mar. Esta Flotilla se dedicaría a rastrear las minas no levantadas por los dragaminas republicanos, cada vez que se ocupaba un puerto gubernamental. Contaba con el asesoramiento y la supervisión de una misión alemana de 12 miembros, encabezada por el CC Hans George Strauch.

Fuente
Euzkadiko Gudontzidia -La Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi (1936-39)
Autor Juan Pardo San Gil
Idioma Euskera y Castellano
Editorial Untzi Museoa-Museo Naval de Donostia-San Sebastián
Año de edición 2008, primera edición en 1998
Agradecimientos a:
Juan Pardo San Gil
Untzi Museoa-Museo Naval de Donostia-San Sebastián
http://um.gipuzkoakultura.net/index-es.php??
Nota
Los textos que he seleccionado son literales respetando ortografía, nombres propios, toponimia y denominaciones de aviones, buques y bandos políticos
El bando “Rebelde” puede leerse también como “Franquista” ó “Nacional”
El bando “Gubernamental ”puede leerse también como “Republicano”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada